This post is also available in: enEnglish

Commonwealth Scientific and Industrial Research Organization (CSIRO), la agencia federal de ciencia de Australia, está colaborando con uno de los bancos comerciales más grandes del país, el Commonwealth Bank of Australia (CommBank). Juntas, las organizaciones probarán una aplicación basada en la Blockchain que ayudará a los ciudadanos con discapacidades a resolver reclamos de seguros

Quien está Involucrado

Una declaración conjunta emitida por ambas organizaciones dice que el brazo tecnológico de CSIRO, Data61 y el Commonwealth Bank han desarrollado una aplicación “para explorar el potencial de la tecnología Blockchain … utilizando el estudio de caso del Plan Nacional de Seguro de Discapacidad (NDIS)”. el proceso es llamado ‘Hacer dinero inteligente’

Cómo Funciona

Los tokens Blockchain con contratos inteligentes se introducirán en NDIS (Plan Nacional de Seguro de Discapacidad, NDIS por sus siglas en inglés). Los participantes y los proveedores de servicios podrán realizar pagos de acuerdo con las condiciones predefinidas especificadas en el contrato inteligente, como quién puede gastarlo, cuándo puede gastarse y en qué.

Quienes participan en NDIS necesitan ‘condiciones de pago personalizadas’. La aplicación ayuda a los participantes a encontrar, reservar y pagar los servicios de los proveedores de servicios de NDIS, sin tener que hacer todo el papeleo.

“El dinero programable representa una oportunidad para volver a imaginar cómo pensamos sobre el dinero y cómo funcionan los pagos en toda la economía”, dijo Sophie Gilder, directora de Experimentación y Blockchain de CBA, Innovation Lab. Está claro que el potencial de esta tecnología para el NDIS es enorme y va desde un mayor empoderamiento para los participantes, menores costos administrativos para las empresas y una mayor visibilidad para el gobierno.

Se publicará un informe adicional sobre el proyecto en noviembre de este año, donde se detallarán los diseños, los beneficios y las limitaciones de la prueba con sugerencias para otras aplicaciones futuras.

Está claro que CSIRO está considerando el inmenso potencial de la tecnología Blockchain y desea aprovecharla en beneficio de las personas en todo el mundo en general. Anteriormente, Data61 y la Universidad de Sydney se habían unido para crear la próxima generación de Red Belly Blockchain que puede procesar 30.000 transacciones transfronterizas por segundo.

El CommBank tampoco es nuevo para las innovaciones de la Blockchain. En agosto de este año, ayudó a liquidar el primer bono de cadena de bloques del mundo emitido por el Banco Mundial y recaudó alrededor de $81 millones en el proceso.